top of page
proyectos.png

Proyecto Chornia (*) y Proyecto Tetas

(*) Chornia es una palabra de origen búlgaro, que significa vulva. Es un término que usaba sin pudor mi abuela Negra y que me la representa cada vez que lo utilizo. Es una especie de simpático homenaje a ella.

En consultorio y en ámbitos educativos, quienes trabajamos en sexualidad muchas veces nos vemos en la situación de mostrar imágenes, láminas, presentaciones de la anatomía que interviene (o no) en la respuesta sexual.

Estas imágenes no son muy controversiales para las personas con pene. Todes hemos visto penes desde muy pequeñes (imágenes fotográficas, representaciones, dibujos, garabatos, hasta el pene de algún varón cis que, andando en bicicleta o paseando por el barrio, tenía el hábito de mostrarlo a cuanta mujer pasara cerca). Pero la vulva*, y otros genitales no normativos, no es un órgano muy representado, ni muy visto, ni muy popularizado. La mayor parte de las personas con vulva* no hemos visto otra vulva* (o la propia!) hasta que no vimos una película porno (que en su mayoría exigen intervenciones estéticas y quirúricas), o tuvimos sexo con otra persona con vulva*, o por error! Entonces terminamos no teniendo idea de cómo son comúnmente las vulvas sin intervenir. Y crecemos con la idea de que nuestra vulva* (y/o la de algune compañere) está mal. O es muy peluda, o muy arrugada, o muy avejentada para lo que se espera.

Las vulvas* que nos mostraron nos las mostraron en los libros (a modo de diagrama, caricaturescas y falsas), en los medios (blureadas, censuradas, pero siempre con la misma imagen lampiña, fresca, pequeña, suave y rosada) y sobre todo -porque es una imagen violenta- en el porno. Y son los modelos que se nos exige reproducir. A costo de pasar por la depilación, las cremas, los jabones, las cirugías, o, quien menos suerte tiene, la vergüenza, el rechazo al contacto y la luz apagada.

(*) Voy a hablar de vulva* -con asterisco- para referirme a cualquier genital no-pene, con el nombre que cada quien quiera darle en su cuerpo.

Este proyecto surge de esa necesidad de ver imágenes de genitales reales para "normalizar" las diversas características que ellos tienen. Nos vamos sintiendo parte en la medida que vemos pelos, granos, labios internos largos, clítoris grandes, prepucios prominentes, introitos profundos, pliegues numerosos, cicatrices, menstruación, piercings, fluidos genitales, depilación, canas, mucosas oscuras, colores amarillos, naranjas, violetas, marrones, negros, grises, manchas, verrugas, hormonación, cirugías, humedad, sequedad... De mujeres cis, pero sobre todo de mujeres trans, travestis, personas intersex, no binaries, varones trans. Verlas todas juntas es imponente.

En una semana, más de cien personas me enviaron imágenes de su genitalidad, en forma anónima y completamente voluntaria. Y el documento que fui armando es sólo parte del resultado. Las vulvas* reales son así. No las edité, no pedí resolución, posición ni otra condición. Porque cada quien tiene lo que tiene y puede lo que puede. Y es hermoso. Y es suficiente.

 

PROYECTO TETAS

Luego de iniciar y mantener en vigencia el #ProyectoChornia, muchas personas me consultaron por un documento con imágenes de tetas no sólo reales sino también no patologizantes.

Tetas, torso, senos, busto, mamas, pechos, tetillas, lolas y todo nombre con el que identificamos esa parte del cuerpo quienes hemos sido socializades como mujeres. A quienes se nos impuso su sexualización y privatización. Capital casi exclusivo de placer y consumo masculino. Horror del mundo cuando esas tetas se exponen por decisión propia para marchar, manifestarse y amamantar. Tetas que deben ser fajadas, sostenidas por arcos, telas y gomas, y cubiertas con cualquier género que las lleve al ámbito público.

 

Nuestras tetas y sus marcas cuentan historias. Cambios, crecimiento, enfermedades, recuperaciones, pérdidas, cirugías, identidades, maternidades, lactancias, mastectomías, resiliencia, placer, dolor, discriminación, orgasmos y herencias.

 

La marca de las miradas es la más invisible, pero la más intensa. Nuestra propia mirada, luego de que el mundo nos haya mostrado con su mirada qué tan inadecuadas pueden ser: gordas, chicas, caidas, tubulares, asimétricas, enfermas, con pezones raros, demasiada cantidad, sólo una, ninguna, manchadas, peludas, estriadas... Eso es "anormal". Es poco común. Nos enseñó que hay que repararlo. Pues roto.

 

Aquí vamos a ver que lo poco común es lo que vemos en libros de biología y anatomía, puiblicidades, novelas, porno y filmografía en general.. Estas son nuestras tetas. Las que abrazan en cada imagen la potencia de ser aceptadas.

Estos proyectos tienen la finalidad de ser socializados gratuitamente entre las personas que participaron, entre aquellas personas con tetas y vulva* que quisieran referenciarse con modelos reales, entre divulgadoras y divulgadores, educadoras y educadores,  activistas, militantes, personas que trabajan en el ámbito de la sexualidad ya sea en clínica, investigación, o cualquier otra área afin.

Gracias, otra vez, por confiar su intimidad.

Vamos a seguir recopilándolas.

Stickers y Memotest del Proyecto Chornia (próximamente del Proyecto Tetas) - Ilustraciones de Fulana Dibuja

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
Wallpaper del proyecto chornia

Cuando lo uses compartí una captura de pantalla en tus historias de Instagram con el hashtag #ProyectoChornia y etiquetame @meloni.sexologa!!
Gracias!

bottom of page